Páginas

Translate

jueves, 8 de noviembre de 2012

PERSONAJES EN RED (NOV 2012): PURIFICACIÓN NAVARRO




PURIFICACIÓN NAVARRO ES “SANTA MODERNA

Hoy inauguro esta sección de mi página que he decidido llamar PERSONAJES EN RED con uno de ellos (difícil de etiquetar). Purificación Navarro llegó a mi correo electrónico por esos fallos del azar hace un año. Yo, en aquel momento, no fui consciente de la llave que se acababa de abrir. El universo Post Muñecas no es un universo cualquiera. Al principio pensé que Purificación era de esas personas raras y desequilibradas. Estuve investigando sobre los objetos transicionales de Winnicot y cómo se podían haber perpetuado en su existencia. Después, en ese afán de encontrar respuestas perfilé un Ensayo de lo horrendo, y terminé preguntando a un amigo mío psiquiatra y leyendo algunas recomendaciones de  Freud, pero finalmente, asumí que todo su universo forma parte de una ingeniosa trama publicitaria.
De sus inventos, sin duda, sus muñecas se llevan la palma. Sus imágenes se fijan en tu retina y se instalan a sus anchas en un  cerebro lo suficientemente plástico. Pasado un tiempo, mientras estás haciendo cualquier otra cosa, cuando menos lo esperas,  saltan a traición. Así, al menos, me ha pasado a mí. Y me pregunto, entonces ¿Serán o no serán arte?  Si alguien es capaz de trasmitirte algo que puedes recordar con esta claridad y de removerte por dentro. ¿Llegarán a ser  objetos de culto pasado un tiempo? Ahora, ya con cierta perspectiva, no veo en ello lo horrible de la obra sino el proceso creativo y la estimulante y creadora mente de la autora. Quizás ha abierto nuevas vías… sin saberlo. Electro estimulación colateral en red. O si no, fíjense en los títulos de sus muñecas:

"De Sangre Azul"-La pequeña vampira aristócrata.
"Robo-Rave"-El robot de corrosivas adicciones. It´s Party Time!
"OINK!"-Bebé heavy. Asesíname sonriendo, baby+

Recuerdo las palabras para definir a la Faraona: Ni canta, ni baila, pero no se la pierdan. Pues yo les digo, Purificación Navarro ni tan santa ni tan moderna; pero, ¡Tampoco se la pierdan!